PERCIBIENDO AL RECOBRARME

Profundidad doliente desde el centro..
el centro desgarbado
ydesgarrado
de ese cazador de especies marinas,
hiriente,
pendiente,
valiente…Contenedor de enclaustradas mareas,
sabio de linces,
piel sin tiestos de tatuajes vespertinos.Encomendado a los santos de las cuatro esquinas que velan tu cama.
Blanca rareza en el verano de tu vida.
Tras un pinchazo de nenuco fluorescente,
chorreante y ácido,
se escucha el requiebro de un eco.
Tu latido.


Si miras hacia dentro,
tu voz te devuelve la seguridad del vacío excitante
que te hace adicto al bendito joker
mirando el comodín de aquella habitación.
Recuerda que no te interesan los zapatos pesados
que guardas en áquel baúl de pirata añejo.
Es en el cielo donde el león enciende sus alas,
y allí,
desde el reflejo que te devuelve el mar,
vislumbras nuevos horizontes,
con unos ojos bellos y verdes
que sólo son arquetipo de águila iniciática.
Mer

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s