Sonilude. Capítulo 4. Cuando la Nada persigue nuestras alas…

(Buceando en la Mer…)

Sonilude se encontraba supervisando los jardines de alas, cuando vio aparecer por el horizonte a Claudia. Normalmente, no solían coincidir tan pronto por la mañana, así que imaginó que algo había sucedido.

– ¡Holaaaa, Soni!- exclamó Claudia mientras se aproximaba corriendo hacia el mar.

– Hola Claudia, ¡qué apresurada te veo hoy! – dijo Sonilude.

– Si, tienes razón… Es que anoche descubrí unas cosas de lo más interesantes y por eso he venido a contártelas tan pronto como he podido – dijo Claudia.

– Bueno, pues me pillas por los pelos, porque llevo una mañanita… Ven, anda, vamos a la máquina del café, que te invito a un cortado y me cuentas-dijo Sonilude sonriente.

– Vale, pero no llevo suelto, jo…hoy tendrás que invitarme tú- dijo Claudia mientras rebuscaba en los bolsillos.

Hacía una mañana espléndida en la playa. Acababa de amanecer y el sol comenzaba a bañar con su timidez, la gran alfombra de arena. Además, el mar estaba en calma tras la tormenta de la noche pasada y podían verse cientos de ramos de alas de espuma marina, agolpados en la orilla en un perfecto orden, a punto de ser empaquetados y listos para su comercialización en los países en los que la gente tenía prohibido volar.

Claudia siguió a Sonilude y llegaron a una caseta de playa donde había una máquina de café. Desde luego que había pasado algo, pero notaba al hada también nerviosa, así que pensó que sería mejor averiguar qué le había pasado a su amiga antes de comenzar a contarle sus cosas.

Sonilude, estaba algo inquieta por lo que estaba sucediendo en la playa desde hacía días. Por eso, le contó a Claudia el problema que tenía con los ramos de alas. Había un grupo de ellos que, desde hacía días, parecían tristes y preocupados. Cuando Sonilude les preguntó, le dijeron que estaban así porque les habían contado que había una Nada que pronto vendría a llevárselos y los arrancaría del suave suelo de la comodidad.

– ¡Eh, tú, lector!-dijo Claudia, mirando hacia arriba y viéndote a ti la cara.

– Si, a ti, a quien nos está leyendo… Es hora de que sepas de una vez quién es la Nada y salgas de tu confortable silla cerebral…

Las NADAs.

El mundo está lleno de Nadas. Las Nadas, no son hadas comunes puesto que carecen de alas propias. Las Nadas son hermosas e impredecibles y siempre se acercan a los pórticos de los castillos personales que sobreviven en las mentes de las personas. Hay Nadas rubias, morenas, sencillas, complicadas…Las Nadas son apasionantemente bellas y siempre van buscando las alas de la Libertad para poder sobrevolar a sus anchas los confines de tu memoria. Las Nadas carecen de límites. Su inteligencia es asombrosa, abrumadora…tanto que tensan los nervios de quienes no están acostumbrados a contemplarlas de cerca.

-Así que hay una Nada rondándote a los ramos…-dijo Claudia, mientras contemplaba inquieta a Sonilude. Ésta, tenía la vista perdida en el horizonte. En sus pupilas revoloteaba el fantasma de la incertidumbre, que, como todos los principios, comenzaba a tejer en sus pensamientos, el desarrollo de una nueva historia envuelta en Nada… que podría ser interminable…

-Si- dijo Sonilude mientras notaba aún deslizarse por su garganta un dulce y caliente trago de café.

Se quedaron las dos unos segundos muy quietas. Claudia comenzó a excavar en su memoria inconsciente y, pronto, tuvo una epifánica idea…

-Soni…creo que ya sé cuál es la solución a este problema- dijo Claudia, con esa mirada felinamente satisfecha, que tanto gustaba a su amiga.

– ¿De verdad?, y…¿cuál es la solución?- dijo Sonilude muy intrigada.

-La solución, querida amiga, está en el Todo que sea capaz de enamorarse de esa Nada.

Los ojos de las dos se encontraron y asintieron a la vez. Había que encontrar al Todo y eso, les llevaría un tiempo de recorrido por caminos de baldosas amarillas.

Pero..¿por dónde comenzarían a buscar?… por la mar, evidentemente…. Je…

(Continuará…)

http://www.youtube.com/watch?v=8SE6izagI38

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s