Sonilude. Capítulo 6: El viaje hacia la Isla de las Letras…

Dedicado a Sonia Toledo (mi Sonilude 😉 ). Espero que no vuelvas a estar en la Isla del Fondo nunca más. Siempre tienes mis brazos para sacarte. Espero que hagas con mucho ánimo las ilustraciones de éste, “nuestro cuento”.

Un beso. Mer (Claudia).
Este vídeo es para ti, Sonilude campanilla

http://www.youtube.com/watch?v=NNEZyQenVhc&feature=related

Se despertaron al amanecer. Vissum, fue el primero en divisar el sol en el horizonte. Todo estaba tranquilo, muy tranquilo.

Después, todos fueron sentándose al lado de los otros, a medida que la luz bañaba sus cuerpos. De repente, Vissum les comentó, algo alarmado:

-Amigos, creo que tenemos varios problemas…

-¿Cómo? – respondió Bretty, que estaba toda enrolladita y ensimismada jugando a hacer rocío con las olas de la orilla…

– Mirad…Jack parece muy cansado. Creo que tanto descanso ha ido llenándolo de los efluvios de la tranquilidad serena. Además, alguien ha vertido en él, al menos ocho litros de llanto…Fijaos…Tiene la tripa llena y, pronto, acabará desbordándose o, lo que es peor, quizás pueda resquebrajarse en el proceso…- dijo Vissum, con las pestañitas muy tiesas.

-¡Vaya!, es cierto- exclamó de pronto Claudia- Por cierto, ¿habéis visto a Sonilude?, no la veo por ningún sitio…

De repente, todos comenzaron a buscar a Sonilude. Desde que había llegado a la Isla, la notaban algo triste y solitaria.

En ese lugar, había un aroma prácticamente imperceptible que causaba un efecto demoledor en los ánimos de Sonilude. Ella, lo percibía cada vez que respiraba como si la envolviese un foulard de arena… Se quedó un buen rato pensativa y sentada en las rocas, notándose cada vez más cansada…

-¡Ostras!, ¡Chicos, venid aquí!-gritó Claudia. Había ido a buscar a Sonilude y acababa de encontrar su cayado en unas rocas, muy cerca de la orilla.

-¡Creo que Sonilude se ha caído al Fondo!- exclamó Claudia.

Todos se dirigieron hacia allí. Claudia bajó por las rocas y decidió sumergirse para bucear.

Le costó un rato acomodar sus ojos a la luz que había bajo la superficie. No tardó ni dos minutos en ver a Sonilude allí abajo: sus pies se habían enredado entre las algas y permanecía flotando, como inconsciente, en el Fondo. Afortunadamente, Claudia consiguió llegar a tiempo y su destreza en el rescate fue productiva. Al cabo de un rato, Sonilude yacía en las rocas ya recuperada, rodeada de todos sus amigos.

Jack, no podía soportar más la presión y comenzó a hablar.

-Tenemos que salir de aquí pronto- dijo Jack, con una voz algo gutural emergiendo de su oronda panza que parecía a punto de estallar.

-Si, nuestras miradas deben ya partir hacia otro lugar- respondió Vissum, posando la vista en todos los del grupo.

-¡Subid todos encima de mi! ¡Nos vamos ahora mismo!. – Gritó entusiasmada Bretty.-

Y así, envueltos en una cómoda y cristalina sábana de niebla, nuestros amigos se encaminaron hacia una nueva aventura con un increíble destino: La Isla de las Letras.

Anuncios

Una respuesta a “Sonilude. Capítulo 6: El viaje hacia la Isla de las Letras…

  1. Hola!Permiteme presentarme soy Catherine, administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial,me encantaría poner un link de tu blog en mis sitios web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a munekitacat@hotmail.comExitos con tu blog.Un besoCatherine

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s