Dusha

A Marina Tsvetaeva.
Dije que yo la tenía,
más,
en el fluir del rio del tiempo,
nadie más que yo la olía.
En un albúm,
burdo y absurdo.
retales de memorias estrechas
alguien más que yo la compartía.
Disecciona tu mente.
Pálida, candente…
Si algún día,
ella se te manifiesta
olerás el color rojo del vodka
flotando en la piel de mis pensamientos.
No
No te has vuelto sintestésico:
Tan sólo contemplas
cómo vuela mi rusa y mística dusha
cruzando tu firmamento.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s