DOMINANDO LA ESPIRAL

Después de varias estaciÖnes y lunas explorando el SIlencio como Ünico espacio natural, un buen día, atravesé una PuertA Kafkiana. En ese momento, comencé a tocar la Realidad con las manos del sÖnido.

El sÖnido era algo fascinante. El sÖnido nacía de las gargantas de las PERSÖNAS (como el aliento) y, a veces, hacía que la sangre retumbase en las cabezas de quienes lo escuchaban. A partir de ahí, me dediqué a tener además de mis ÖjÖs, mis Örejitas bien alertas.
Y de repente, un buen día alguien se sentó a mi lado. Esta vez no era un DrÜida. Era una PERSÖNA aparentemente normal, aunque se notaba que también se había hecho amigo del SIlencio, así que me dediqué a Öbservarlo de reÖjÖ y esperé a que dijese la primera palabra. Y la dijo.
Entonces, mientras el sÖnido comenzaba a llenar los espacios comunes del día, el SIlencio a veces hacía que se encontrasen nuestros ÖjÖs. Eran unos ÖjÖs extraordinariamente bellos, límpios e intensos. A veces tímidos. A menudo, sÖbrecogedores. Siempre, buscadÖres.
Y pensé, bueno, bueno…habrá que mostrar a esos ÖjÖs un buen manual de premisas indemostradas, porque algo me decía que aquellos dÖs sÖletes andaban un poco confundidos…en lo cÖncretÖ de las neblinas humanas que empañan, a menudo, nuestra percepción de las cosas y de las figuras geométricas.
Y comenzó a hacer calÖr hasta debajo de los árbÖles…
Mientras, en el fondo del mar, comenzó a llÖver y se escucharon los truenÖs de una tormenta…
Muy despacio, esa PERSÖNA comenzó a divisar una especie de tÖrbellinÖ ante sus ÖjÖs. Creo que se sorprendió tanto como yÖ y por eso, en SIlencio, escribió que estaba viendo una ESPIRAL. Lo ciertÖ es que, yo también estaba viendo una y me quedé MUY impresionada, ya que nunca pensé que alguien podría verlas con sus ÖjÖs como yÖ.
Al día siguiente, la curiosidad no paraba de tirarme de la falda. Sin casi darme ni cuenta, cogí el sÖnido y le formulé la siguiente cuestión:
-¿De qué cÖlÖr es esa ESPIRAL?
Se quedó mirándome sorprendido y le dije:
-Ah, bueno, no me lo digas ahora…mejor piénsalo bien…
Seguidamente, con unos patines de nubes algodonosas que guardaba en mi cajón, me fuí volando de allí para aterrizar en una clase de “cómo aprender a organizar  Ideas”.
La verdad es que la clase me vino muy bien, aunque el aire acondicionado estaba a tope…lo cual no propició en absoluto que nos quitásemos la ropa… ;-)))
Y cuando volví y le pregunté, de su boca salió un sÖnidÖ decidido y cÖncretÖ:
-Creo que la ESPIRAL es de cÖlÖr VERDE…bueno, verde-turquesa…como el mar en verano a las 14:30h de la tarde…
En ese mÖmentÖ yÖ sentí como se me nublaban los ÖjÖs y un gran escalofrío removió el Megaepicentro del volcán marino que permanecía tranquilamente dormido. Empezó a brÖtar el magma ardiente del fondo marino y un enorme chÖrro me propulsó hasta el espacio sideral. Extasiada, me di una vuelta por el MultiversÖ del UniversÖ y regresé.
Ver vídeo (siempre me ha encantado esta canción…)
-¿Satisfecha?_dijÖ el sÖnidÖ que salía de su bÖca.
-Uff…¿satisfecha?-dije…
-Bueno que si te gusta.
-(¿que si me gusta?…¡¡¿QUE SI ME GUSTA?!!!…¿¿¿ a quién no le gustaría eso???)…Estooo…SI, SI, me gusta…aunque de ahí a estar satisfecha…todavía no.
En fin. MATRICULA DE HÖnÖR en teoría de interpretación del POEMARIO-MANUAL marino…
De lo que no se habló es de la ESPIRAL que ví yo y con la que llevo conviviendo también desde hace tiempo. Creía que la tenía dominada, pero, ya se sabe…son tremendas. En cuanto descuidas un poco la fuerza equilibradora, va y te domina.
Si una ESPIRAL te domina estás perdido y te sientes como enfermo. Empiezas a notar TODOS estos síntomas, nada más alejados de lo abstracto:
-Intenso deseo de intimidad y unión física con el Individuo (tocarlo, abrazarlo, relaciones sexuales…)

-Intenso deseo de reciprocidad (que el Individuo también se enamore del sujeto).
-Intenso temor al rechazo
-Pensamientos frecuentes e incontrolados del individu que interfiriendo en la actividad normal del sujeto puro.
-Pérdida de concentración.
-Fuerte activación fisiológica (nerviosismo, aceleración cardíaca, etc.) ante la presencia (real o imaginaria) del individuo.
-Hipersensibilidad ante los deseos y necesidades del otro.
-Atención centrada en el individuo.
-Idealización del Individuo, percibiéndo sólo características positivas, a juicio del sujeto.

 Aparte de eso, el MER se pone revuelto y entonces, he de luchar con infinidad de olas, remolinos, cataratas de agua salada brotando de los ÖjÖs… Pero bueno, la mar, siempre es la mar, así que, la verdad es que no sé muy bien cómo, pero siempre encuentro la forma de dominar la ESPIRAL. Y eso sólo se consigue, siendo EL/ LA PUTO/A AMO/A DE LA FUERZA…mental, evidentemente.

¿CÓMO SE DOMINA LA ESPIRAL?
Primero, hay que desahogarse. Se llora, se canta, se sale al balcón, se toma uno un BAÑO….Bueno, lo que haga falta para tranquilizar la marea. NO es recomendable desahogarse con PERSÖNAS que estén lidiando con otra ESPIRAL.
Segundo, nos centramos. Hay que ser métodico y evaluar la situación. Se pone uno los ÖjÖs recién sacados del congelador de magmas y analiza.
Tercero, sigue los pasos de resolución del problema. Recomiendo una buena revisión bibliográfica. En primer lugar, tirando de la memoria, seleccionando por intuición aquello que “parece que” puede ayudar. A mi me ha venido a la mente un libro: El arte de amar.
Es un libro escrito por el sociólogo, psicólogo, y filósofo alemán Erich Fromm. El libro fue publicado por primera vez en español en el año 1959. El libro trata sobre el pensamiento sociológico y psicológico del amor desde la perspectiva de Fromm. Fromm postula que el amor puede ser producto de un estudio teórico puesto que es un arte, “así como es un arte el vivir” y, para el dominio de cualquier arte es imperiosamente necesario que se llegue a un dominio profundo, tanto de la teoría como de la práctica.

PUES A DOMINAR EL ARTE EN PROFUNDIDAD

Cuarto, comprendemos la solución: DE LO ABSTRACTO A LO CONCRETO Y NO AL REVÉS.
La ESPIRAL es sólo la percepción de algo que deseamos, pero sólo es una FASE, no es el objetivo FINAL. Si el objetivo final es el AmÖr de verdad, hay que ser fuerte y dominar a la ESPIRAL. Mucha gente se pierde en el remolino porque se OLVIDA del verdadero objetivo. Con ello, no quiero decir que las ESPIRALES no sean bellas y se deban disfrutar. Es más: HAY QUE APROVECHARSE de ellas. Si se manejan bien, son un camino estupendo para llegar a hacer que la FelicidAd y el AmÖr vayan de la mano. Por el contrario, si no se controlan, son tremendamente destructivas.
¿CÓMO APROVECHARSE DE ELLAS? Muy fácil. Pasando de la teoría a la práctica. Se cogen todos los sentidos que se tengan y se pone uno muy centrado a comprobar que lo que percibe como ESPIRAL desde él mismo, lo SIENTE cuando hace las prácticas con la otra PERSÖNA. Ahí se trabaja muy en concreto, haciendo ensayos experimentales :-))). Para hacer las prácticas, hay que sacar con buena nota la teoría, porque si no, luego la podemos liar parda en el laboratorio.

Nadie dijo que fuese fácil el camino. Además, cuando uno decide recorrerlo, debe estar muy convencido o, al menos, caminar desde el convencimiento. Es como una peregrinación, un viaje compartido y el camino lo deben recorrer los dÖs. JuntÖs. Y libremente. Esto es aparte de la ciencia y de la ley.

Pues nada, doy por abierta la matrícula de inscripción de las prácticas a aquellos alumnos que hayan aprobado la teoria. Prioridad absoluta a la matricula de honor ;-).

Ale, me voy a preparar los ensayos de laboratorio….¿Triangulamos?

BesÖs

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s